15.6.09

EL BABY DE LA ESQUINA.



Hoy, aprovechando el solete que parece que empieza a salir, he estado en una terraza tomándome una cañita con una amiga. Estábamos allí las dos plantificadas cuando ha aparecido una mamá con un carrito de bebé y se ha parado justo delante de nosotras a saludar a unos tipos que estaban sentados al lado. Yo desde mi sitio sólo podía admirar la esbelta figura de la señora o señorita y sus impresionantes zapatos de tacón, una tía realmente despampanante. Del enano apenas veía algo más que su gorrito azul de ganchillo y las manitas que las movía muy rápido... que gracioso, pensé, míralo que mono parece… Cómo yo soy una de esas mujeres que no puedo hacer muchas cosas al mismo tiempo, entre hablar, comer panchitos y mirar al nene, me he liado, y sin querer he tirado estrepitosamente una copa de la mesa al suelo.

Y entonces sucedió una de esas cosas absolutamente increíbles… Con el ruido el bebé se asustó y se volvió hacia mí clavando sus ojitos en mi cara…. La leche…vaya visión!!!… Inmediatamente me he acordado de un comentario que siempre dice mi madre… No hay bebé feo… Que no hay bebé feooooo??? Coooño…pues entonces que hostia es eso que lleva la tía en el carrito???
Os juro que feo era poco para aquel pobre niño. Como yo bien había vaticinado, la cosa era mona, pero mona, mona… es decir, lo más parecido a un mono que había visto. Era como una mezcla de un chimpancé y Galindo… Por diosss, es posible que la genética se haya cruzado de tal manera como para engendrar semejante cosa??? El niño ya de por sí, era difícil de mirar, pero es que no se salvaba nada, tenía los ojos enormes y casi pegados, era peludíiisimo, como un caniche… puede un bebé tener bigote?... con una narizota tremenda, y con el gorrito y los lazos de los calcetines daba una visión absolutamente espeluznante… yo supongo que la madre en realidad no quería vestirlo con tanto lazo, sinó taparlo directamente, y le pondría los chirimbolos esos pa desviar la atención de todo el que se acercase a admirar aquello. La "cosa" esa del carrito se ha llevado un susto del copón con el ruido de la copa, casi tanto como el que me he llevado yo al verlo, y cuándo nuestras pupilas se han cruzado, y que conste que lo he mirado con miedo, porque temía que le saliesen rayos por los ojos a lo marciano… ha sucedido algo mágico…

Cuándo mi espíritu maternal estaba ya doblando la esquina de la calle, y ya me había jurado no tener descendencia jamás… el enano con la mirada me ha dicho algo así como… si tú no lloras, yo tampoco… porque hay que decir también, que el niño pudo pensar lo mismo al verme a mi, que tampoco soy ninguna maravilla… y hemos establecido un pacto entrañable en dos segundos. Ese engendro desprendía algo especial, algo difícil de explicar, una complicidad verdaderamente preciosa… y ni qué decir tiene que aquel enano peludo, me ha ganado el corazón para siempre.

Dónde quiera que estés, pequeño bebé horrible, que sepas que a primera vista, gilipollas cómo yo te juzgarán siempre, pero que no te importe, que el mundo está lleno de peña de revista, que mataría por ser mínimamente especiales cómo tú… Ya lo entenderás.

(PD: mis agradecimientos a Larry, que me ha corregido las faltas, y muchas de las tildes, que aún no tengo muy claro para que coño sirven y las suelo poner dónde me da la gana)

8 comentarios:

Artabria dijo...

Jajaja, tienes razón, hay bebés feos. Mi madre siempre decía lo mismo, que los bebés eran todos preciosos.

El caso es que la belleza, como se dice siempre y muy bien dicho, está en el interior y ese bebé claro que puede ser especial y feliz, mientras que otros más agraciados pueden no correr la misma suerte (mis 4 sobrinos son guapísimos, jajajja)

Bea dijo...

Hay algunos bebés que nacen con mucho mucho pelo, hasta por la carita, pero luego se les cae.
Pobrecito... y con el calor que hace... y su madre poníendole gorros de ganchillo!
:)
Yo opino también que no hay bebé feo, por que luego pasa lo que te pasó a ti y se vuelven bonitos de repente. ¿A qué sí?

Un bico!

Chusa dijo...

Efectivamente Artabria, por fín hemos descubierto alguna cosa en la que el detector de las madres falla!!jaja. He agregado, con tu permiso, tu blog a mis blogs amigos. Un bico y un saludo a los guaperas de tus sobrinos, jaja.

Beaa!!Que ilusión que hayas dejado tu huella en Caramelos!! Muchas gracias por el piropo, pero te confesaré que a mi aún me quedan muchas partes feas, pero las tapo con lazos... he probado con el gorro de ganchillo pero no me entra el pelo.jaja. Un bico grande.

Chousa da Alcandra dijo...

Que cousas!. Os camiños crúzanse e non hai maneira de evitalo. Mira ti que casualidade que a tía tan torpe do outro día fose tamén ter un blog...

Bicos do neno feo (pero precoz na blogosfera!)

Non puiden evitar vir ver a tua bitácora, dada a fonética tan similar -aínda que a semántica sexa ben diferente- dos nosos alcumes blogueiros.
Saúdos dende a Chousa para Chusa

mortfan1 dijo...

Te juro que me ha encantado lo de "pequeño bebé horrible" XDDD
Genial Chusa!!

Chusa dijo...

Chousa de Alcandra... benvido, jaja, así que eras ti o enjendriño de bebé?Que cousas... Xa visitei o teu blog, moi interesante, e fascíname o ben que escribes, da gusto lerte.un bico.

Mortfan... jaja, si lo vieses...Menos mal que no nos coincidió de verlo juntas, que sinó le hacemos el libro gordo de Petete!!Un bico guapa, ya estoy impaciente por el próximo relato!!.

Bea dijo...

HAHAHAHAH...
No me refería a que tú te hayas vuelto bonita... seguro que ya naciste así!!!
Me refería a que el bebé que viste se volvió bonito a tus ojos!!!
Ays... creo que tengo que esmerarme más en mi estilo de redacción!!!... con malentendidos como estos un día me busco la ruina!!!!

Bicos gordos.

Chusa dijo...

Dios!! Seré creída!!! jaja.muakk