12.3.09

EL ABONO

La felicidad es sin duda una buena meta a alcanzar, no digo que sea la única ni la más importante en la vida pero parece ser, que conlleva una serie de beneficios al que logra encontrarla.
Este estado divino al que todos aspiramos torna en multitud de formas a medida que caminas por la vida y a pesar de que la publicidad nos la vende con cara de coche o perfume, sabemos que no existe fórmula mágica para conseguirla. Dice un libro que llegó a mis manos la semana pasada, que la felicidad no es cuestión de suerte, sino de terreno bien abonado, es el fruto a recoger por estar contentos con nosotros mismos, pero cuidado, a mi entender esto es igual de bonito que de peligroso.
Analizando el mundo en el que dormitamos, realmente descubrimos bastantes motivos para “desfelicitar” a cualquiera… Durante los años de historia, los seres humanos hemos apadrinado daños y dolores, somos culpables de las guerras más atroces, los odios y la venganza… y en medio de todo este gran mar de actitudes deleznables, es la misma condición de seres pensantes la que vuelve a crear el milagro, y de lo terrible surgen conceptos como la ayuda, el compartir, el amor, la comprensión, la solidaridad …que nos hacen recordar que bajo la piel existe corazón.

El terreno en el que brota la felicidad dependiendo del bando en el que nos encontremos, es muy distinto, y sin embargo el concepto en si, de seres felices, muy semejante… Es posible que llegado a este punto algo debería conducirnos a reflexionar y mirar cara a cara de que se compone la felicidad de cada uno y hacer un recuento de los caminos que hemos tomado para llegar a conseguirla, quizá descubramos que la flor de nuestro jardín de la que tanto presumimos y enseñamos se alimenta de cadáveres de sueños y actitudes poco éticas, a lo mejor vemos que incluso mentimos cuándo decimos la verdad… o quizá nos llevemos una alegría merecida, y nuestro día se torne más brillante al comprobar que aunque deslucida y más pequeña que el resto, nuestra flor le debe sus colores al respeto y al buenhacer.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bonito, que cierto.

martinRendo dijo...

Que cierto!!!! hay que abonar mucho para recoger más!!!!!!!

Chusa dijo...

ABONA TU VIDA... creo que me haré una camiseta con ese lema.
Anónimo, gracias.
Martín,a ver que conseguimos recoger. jeje. muakks

martinRendo dijo...

muy bueno lo de "abota tu vida" para una camiseta!!!!!!!