19.8.09

SANTIAGO DE COMPOSTELA.

..............................................................................................................................................................................

No puedo expresar mi grado de satisfacción cuando el fotógrafo Martín Rendo me concedió el honor de ponerle letra a sus fotografías. Nuestra historia comienza hace muchos años donde dos chiquillos soñaban con crear proyectos y una amistad empezaba a fraguarse. El paso del tiempo ha vuelto a reencontrarnos y Martín le ha sacado brillo cuando me propuso crear algo juntos...
Gracias Martín por tu confianza y por recordarme que las puertas que permanecen abiertas soportan mejor los inviernos, por recordarme que de tu mano siempre se camina mejor.
Esto es lo que hemos conseguido, esperamos que os guste.


http://martinrendo.blogspot.com/
.............................................................................................................................................................................


Existen lugares mágicos dónde vale la pena perderse para volver a encontrarse… y este es uno de ellos.

Compostela late ante los ojos del que la visita y transmite esa sensación de vida que permite el brillo en un mirar, la respiración agitada o el buen sentir…
La belleza de su casco antiguo y su encanto empedrado hace que entornando los ojos durante un paseo, puedas descubrir pequeños rincones oscuros llenos de promesas al oído, de besos de amantes… al paso, altas paredes aparecen esculpidas de historias y leyendas… detalles, o escudos señoriales... de meigas que todo lo vigilan...

En este lugar la lluvia se ha vuelto arte y ha cubierto la ciudad de grandes soportales que guarecen al visitante y dan abrigo a los que pisan los charcos… Aquí el paso del tiempo desaparece ante la fría piedra y lo envuelve todo con un aire de melancolía que te roba el corazón para siempre… Los zapatos de tacón suenan bonito, y tu reflejo en la calle mojada torna especial como nunca lució.


Su gente hospitalaria invita al abrazo, tienen el alma acostumbrada a las visitas, y los ojos tiernos que todo el mundo desearía encontrar al final del camino.


La plaza del Obradoiro acuna a la Catedral que se alza majestuosa entre la emoción que desprenden los que la visitan una y otra vez. Sus torres se dibujan en el cielo y a través de los cristales de sus vidrieras se pueden ver amontonados el esfuerzo e ilusión de los peregrinos, el ambiente de promesas y esperanza se mezcla con mochilas de colores y conchas de vieiras dándole un matiz especial al entorno, como si una pequeña fiesta se fraguase hora tras hora en las entrañas de esta pequeña ciudad.


La puerta Santa, el pórtico de la Gloria, el Apóstol Santiago… posan día tras día ante millones de cámaras dando lo mejor de sí, y el tiempo pasa… y todo permanece igual de especial… igual de bonito.

Éste es el único lugar del mundo donde se guardan colas para abrazar…

Cuando la noche cae en Compostela, la ciudad sigue respirando y de las esquinas surgen cantautores que pueblan los pequeños locales de la zona, con sus músicas y sus guitarras, le cantan a los ojos negros de las meniñas, a la morriña que sienten los que se han marchado… y te regalan una estrella con deseo por cada copa que siempre sabe a poco…

… y es en este momento, ante la grandiosidad de mi ciudad, cuándo ese “ojalá estuvieses aquí para verlo” me recorre por dentro.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Está de puta madre. Buen trabajo.

Meu_Rulo dijo...

Hay un párrafo, concretamente, que para mí resume muy bien mi percepción de Santiago; de ese Santiago lluvioso y melancólico, pero a la vez vibrante, vivo, vanguardista y elegante como pocas ciudades del mismo tamaño:

"En este lugar la lluvia se ha vuelto arte y ha cubierto la ciudad de grandes soportales que guarecen al visitante y dan abrigo a los que pisan los charcos… Aquí el paso del tiempo desaparece ante la fría piedra y lo envuelve todo con un aire de melancolía que te roba el corazón para siempre… los zapatos de tacón suenan bonito, y tu reflejo en la calle mojada torna especial como nunca lució."

Artabria dijo...

Muy buenas fotos y muy buenos comentarios. Enhorabuena a los dos!!!

martinRendo dijo...

Esther!!! gracias por las lineas del principio!!!! te has ganado unas cañas...!!!!ajajaj

EL MERITO ES SIN LUGAR A DUDAS DEL TEXTO!!! PORQUE...SANTIAGO ES ASÍ!!!

Cris dijo...

Ohhhh Me da un algo de la emoción. Yo viví en Santiago algo mas de 2 años cuando era pequeña y me sigo emocionando con sólo recordarlo... ya no te digo si me hablan de ello, leo o veo fotos... Ay... (suspiro) qué morriña mas rica, ja ja.

biquiños
(muy buena combinación fotos-textos)

Chusa dijo...

Anónimo: Muachas gracias, me alegro que te guste... yo creo que ha quedado bonito.un bico y bienvenido.

Meu_Rulo: Sí, ese párrafo entrelazado con las fotos creo que dibuja muy bien la esencia que queríamos transmitir.Muchas gracias por tus palabras. bicos grandes.

Artabria:créeme si te digo que yo estoy emocionandíiisima... Lo cierto es que con profesionales de la talla de Martín , es imposible que no quedase bien. Un bico y gracias por la visita.

Martín:Tus fotografías regalan esa emoción que se siente al pasear por Santiago, y eso no todo el mundo puede presumir de conseguirlo. Son espectaculares y para mí, absolutamente preciosas. Un bico muy grande.

Cris: Esta ciudad marca como las cosas buenas e inigualables. Lo cierto es que haber vivido aquí es un gran lujo... Gracias por tus palabras. Un besazo.

Chousa da Alcandra dijo...

Gústame a policromía das palabras espetándose no branco e negro das imaxes, que fan un Santiago máis nítido, real e cercano.

Parabéns emocionados!

Chusa dijo...

Graciñas Chousa: aínda me falta moito para chegar a capacidade de expreión que tí tes, pero pouco a pouco e tendo a sorte de rodearme de tan grandes profesionais imos alumeando o camiño.
Un bico grande.

Pitima dijo...

Maridaje fabuloso. Está lleno de un cariño que contagia, que te hace sentir la ciudad cercana, muy cercana. Me encantó lo de las colas para abrazar.. jaja
Enhorabuena a los dos.

Chusa dijo...

Bienvenida Pitima, gracias por tus palabras... y ya que te gustó la frase, yo te mando un abrazo... y sin tener que guardar ninguna cola. jaja.Bicos

borja dijo...

me queso también con "aquí...los zapatos de tacón suenan bonito...". imagen muy sugerente. bss

Chusa dijo...

Gracias borja, me alegro que te guste, sabes que para mí tu opinión siempre es importante. Un bss