5.8.09

JM


Yo no sé ustedes, pero yo soy muy dada a hacer promesas raras y faltas de sentido cuando salgo por la noche y llevo unas cuantas copillas encima… y no me interpreten mal, que no se trata de prometer amor eterno al camarero que me sirve los mojitos ni nada por el estilo, pero lo cierto es que a veces me meto yo sola en jaleos extraños.
Mi último día de vacaciones, me encontraba en medio de un pub hablando con mi amigo JM… bueno, más bien estábamos gritándonos al oído para poder comunicarnos… el caso es que él me sorprendió muy gratamente comentándome que leía mi blog, y yo, que no pude reprimir mi emoción ante semejante notición, le prometí entre ron y ron, que escribiría unas palabras dedicadas a su persona y que las colgaría…

Pues bien…querido JM…mi intención era escribir un tratado sobre la amistad basado en nosotros…pero he analizado toda nuestra trayectoria, y lo cierto es que me he dado cuenta de que no hemos coincidido tantas veces como yo pensaba, y que no tenía datos suficientes para cumplimentar mi cometido…
Así que he aparcado el tema de la amistad y me he puesto a buscar otra cosa para este relato… y he descubierto que no conozco apenas detalles de tu vida, por ejemplo… no sé que grupos de música te gustan, ni que libros lees… no tengo idea alguna de tus tendencias políticas ni de tu vida sentimental, no sé si tienes vacaciones, ni cuantos países conoces, si prefieres la comedia o el cine de terror…

En pocas palabras… no tengo ni puta idea de qué escribir sobre ti.

No conozco a tu familia, nunca hemos ido de viaje juntos, ni a un concierto… ni siquiera sé si tienes perro o te gustan los animales… pero lo cierto, y bastante curioso… es que a cualquier persona que me preguntase por ti, sin dudarlo le diría que eres mi amigo.

….Y he caído en la cuenta de que quizá te llamo amigo porque cuándo hablo me escuchas, porque te interesas por mí si me ves triste, porque sabes encajar mis bromas, porque tienes un puntito espontáneo que me encanta, porque me haces reír, porque estás medio loco, porque noto que te alegras cuando me encuentras, porque eres sencillo, porque me has acompañado cuando estaba sola, porque sabes guardar un secreto, porque estoy segura de que si algún día te necesito, estarás ahí.

…. Porque hoy has hecho que piense en esto… Y sabes? Creo que no necesito saber más de ti, no necesito motivos ni razones… he descubierto una cosa que había pasado desapercibida ante mis ojos durante muchos años…

Las buenas amistades en las que falta un poso de vivencias se mantienen por algo mucho más importante y noble… la simple voluntad de tenerse.
Un beso JM.

4 comentarios:

Meu_Rulo dijo...

¡Qué dulce y qué bonito lo que has escrito, Chusa! Yo mismo tengo ese tipo de amistad con varias personas y sé perfectamente a qué te refieres. A lo mejor es gente con la que he coincidido en muy contadas ocasiones, pero a las que, por alguna extraña razón, me une un afecto muy especial.
Un bico enorme.

Chusa dijo...

Efectivamente Meu_Rulo, a veces es dificil buscarle la razón a tu sentir, hasta que te das cuenta de que la razón es lo que menos importa.
Te das cuenta?Es lo más parecido que existe a la magia!!
Me alegro de verte de nuevo. Un bico grande.

Artabria dijo...

Yo he ido perdiendo amistades con el paso del tiempo......creo que las mujeres somos mucho más complicadas que los hombres en este sentido.

Los amigos de los chicos son todos: desde aquel compañero de 1º de EGB que hace años que no ve hasta ese tío con el que juegan al fútbol una vez al mes.......

De todas formas, soy de la idea de que amigos hay pocos y conocidos muchos.

Chusa dijo...

Sabias palabras, totalmente de acuerdo en lo último.

Los cambios siempre hacen que te desligues de personas... a veces pensamos que por ello perdemos amistades y un día recibes una llamada que te confirma que solo estaba aletargada.

Un beso Artabria!!